lunes, 19 de abril de 2010

Hoy se me ha Roto el iPhone

Sangre en las venas que corre como si quisiesen salirte. Me cuesta escribir porque solo quiero aporrear el ordenador como si la vida se me fuese en ello. Quiero decir tantas cosas, tanto que llevo dentro que está a punto de estallar pero nunca lo hace. Y entonces veo que el momento se hace mas latente, que la luz al final del túnel se hace visible; y una desdicha material es la llama que enciende la mecha, la gota que colma el vaso.

Harto de errores que ya cometí antes, otrora en una vida desgraciada y sin rumbo; ¿ es que quizá mi ser se engañó, como tan acostumbrado está a hacer? Sólo cambiando algunas cosas no se vive en la piel de otro, en la suerte de otro. Ya me juré en alguna ocasión que no volvería a suceder, que ya hube de convivir con el "vox populi" y la vergüenza, con el aquello que no se contesta, con el dolor, los celos y la desconfianza; tres palabras que no son mis sentimientos aunque si las acepciones menos lejanas de esta piedra, ya prometida que no sería cien mil veces más tropezada.

¿dónde estás plenitud? hay días en que creo que alguna vez te conocí, pero sólo deseo que sea falso. Si ésta ya antes fue alcanzada y yo acerté a disertar contigo, no por otra cosa más que por desconocimiento, es porque esta vida tiene límites y barreras ínfimos para mi. Ascender es mi objetivo y si este el techo, quédome aquí.

Está en mí la vileza del ser humano totalmente demostrada. Muero por dentro por no poder morir por nadie fuera y permanezco callado; más rómpese lo material y estalla mi literatura

3 comentarios:

  1. rómpese lo material y estalla mi literatura... creo que estamos en fases paralelas de inspiración!

    ResponderEliminar